El embarazo en las mujeres implica cambios en todo el cuerpo. Las hormonas se disparan, los √≥rganos se recolocan para dejar espacio a esa nueva vida que se va creando y aumenta el volumen corporal. Esto hace que se produzca un estiramiento de la piel de los senos y el vientre. En este √ļltimo caso hasta l√≠mites que nunca antes hubiera imaginado la embarazada. Por ello es muy importante mantener la piel hidratada en todo momento, y el aceite de almendras lo consigue.¬†

Este producto se obtiene del fruto del almendro. Al ser prensado en frío, se consigue ese aceite que tantos beneficios aporta. Esto se debe a que la almendra dulce es rica en antioxidantes, vitamina E y nutrientes esenciales. Además, está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácido oleico y ácidos linoleicos (como el omega 3 y 6).

El embarazo y aceite de almendras

Durante la gestación, la mujer sufre muchas alteraciones en su cuerpo. Es muy importante mantener una correcta hidratación corporal a través de la ingesta de agua, ya que esto es beneficioso para el desarrollo del feto y para mantener una correcta elasticidad en la piel.

Una de las rutinas que realiza toda embarazada es la aplicaci√≥n de hidrataci√≥n sobre la piel del vientre y los senos. Como se vuelve tan fina hay que mirar muy bien que lo que se aplica no sea nocivo ni para el cuerpo ni para el del futuro beb√©. Por ello el aceite de almendras dulces es una gran apuesta, porque ning√ļn estudio ha demostrado que el uso repetido de aceite de almendras sobre el vientre como remedio anti estr√≠as, tenga ning√ļn efecto negativo sobre el feto. Adem√°s, te aseguras de que usas un producto natural.

El aceite de almendras tiene la caracter√≠stica de ser un¬† gran humectante y posee la cualidad de retener la hidrataci√≥n en la piel. Se puede aplicar en el vientre, senos, muslos y gl√ļteos para combatir la sequedad y devolver la elasticidad a la piel.

Suavidad natural en tu piel

El aceite de almendras es un producto que aporta una gran suavidad a la piel gracias su poder humectante y los ácidos grasos que lo conforman. Se trata de un producto natural e hipoalergénico que se puede usar con seguridad en todo tipo de pieles, incluso en las más sensibles. De hecho es un aceite muy usado en los masajes en bebés, por esta hidratación natural que ofrece y su suavidad. 

En Mon sabemos que es un producto muy recomendable para todo tipo de pieles. Por ello ofrecemos el aceite de almendras para su uso directo en la piel. La primera presión se realiza en frío y es lo que hace que mantenga intactas todas las propiedades de las almendras dulces. Es altamente hidratante, antiinflamatorio y suavizante para la piel.

El aceite de almendras y las estrías

Durante el embarazo, el cuerpo sufre grandes cambios, el más visible es el aumento de la zona del vientre. La piel se estira hasta límites insospechados antes de que se produjera el embarazo. Todo esto hace que sea muy importante mantener la elasticidad de la piel, hidratarla y nutrirla para que aguante todo. Porque pueden llegar a aparecer las temidas estrías. Normalmente aparecen al romperse las fibras de colágeno y elastina de la piel lo que provoca una pérdida de la tensión característica de este tejido y aparecen los hundimientos que conforman las estrías.

Esto es algo que puede aparecer tanto en hombres como en mujeres cuando hay, por ejemplo, grandes variaciones de peso. Porque las estrías no solo son algo de las embarazadas. Aquellas personas que han sufrido aumentos repentinos de peso o que comienzan un programa de adelgazamiento, ven cómo aparecen estos surcos antiestéticos.


El aceite de almendras es un gran hidratante que ofrece a la piel todos los ácidos grasos esenciales para mantener la elasticidad. El mejor momento para aplicarlo a través de un suave masaje en la piel es por las noches, cuando se corre menos riesgo de manchar la ropa con la grasa del aceite. La piel adquirirá una mayor elasticidad y estará preparada para soportar los aumentos de volumen propios del embarazo.

Prevenir las grietas en los pezones

Durante la lactancia se puede usar también el aceite de almendras para prevenir las grietas en los pezones. En este momento la piel sufre las continuas fricciones de la boca del bebé para poder alimentarse, y en muchas ocasiones resulta doloroso. Pueden llegar a aparecer las incómodas grietas que hacen que el momento de la lactancia no sea todo lo idílico que se plantea a veces.

Para prevenir este problema es aconsejable mantener la zona con gran elasticidad. El aceite de almendras aplicado con un suave masaje, después de dar el pecho, ayuda a que se hidrate esa parte y previene la aparición de las grietas por la sequedad. Antes de volver a poner al bebé a comer es aconsejable limpiar la zona, fundamentalmente por el sabor que le puede llegar a él.

Otros usos del aceite de almendras

Pero este producto no solo es ideal para su aplicación en el cuerpo como hidratación en bebés y para prevenir las estrías. Sus usos son variados.

  • Desmaquillante: Con unas gotas en un algod√≥n podr√°s desmaquillar la cara a la vez que la hidratas. Adem√°s, puede con todos los restos del r√≠mel, inclu√≠dos los waterproof.
  • Ideal para masajes: Porque ayuda a calmar el estr√©s, la ansiedad y los nervios. 
  • Reduce el prurito: Uno de sus usos es en el tratamiento de la psoriasis y la dermatitis porque calma el picor cuando aparecen las erupciones cut√°neas. Alivia la irritaci√≥n.  
  • Fortalece y repara las puntas en el cabello: Ayuda a mantener el pelo fuerte y saludable porque la hidrataci√≥n se produce desde el interior. 
  • Aporta brillo al pelo: Es rico en prote√≠nas y vitaminas A, B y E, las cuales aportan un extraordinario brillo al cabello y combaten su sequedad. Los √°cidos grasos del aceite reparan su queratina natural para que no parezca mate el pelo.
  • Trata la caspa: Tiene la propiedad de mantener la humedad del cabello y del cuero cabelludo, por lo que te ayudar√° a combatir los picores y la acumulaci√≥n de c√©lulas muertas vinculadas a los problemas de caspa.