La composición de los productos que forman parte del uso e higiene diaria está cada vez más en el punto de mira. Entre ellos figuran dos controvertidos ingredientes, el triclosán y el aluminio. Descubre los beneficios de un desodorante sin aluminio.

El aluminio en los desodorantes

Otro ingrediente controvertido es el aluminio. Se utiliza en la cosmética tradicional como antitraspirante. En muchas ocasiones este mineral en contacto con la piel produce alergias e irritaciones. Este metal pesado tiene la capacidad de obstruir el poro, por lo que el cuerpo no elimina de manera natural las toxinas. La transpiración es un mecanismo natural que realiza nuestro cuerpo para regular la temperatura corporal, por lo que debemos tener consciencia de utilizar productos saludables en nuestra higiene diaria.

mujer desodorante sin aluminio

El triclosán: un enemigo muy presente

La máxima de Hipócrates “Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina” podemos extrapolarla a la cosmética, ya que los productos que aplicamos a nuestro cuerpo se convertirán en parte del mismo. En este sentido, el triclosán es un producto químico que se utiliza como desinfectante y conservante por sus propiedades antibacterianas. Debido a su gran poder antiséptico, poco a poco se fue incorporando en los productos de higiene y limpieza.

En la actualidad el triclosán forma parte de la composición de muchos detergentes, cosméticos y sobre todo en desodorantes. Aunque actúa eliminando las bacterias que generan el mal olor en el sudor, es muy cuestionado por su toxicidad y su impacto sobre el medio ambiente. Al atacar todo tipo de bacterias y hongos puede afectarlas bacterias beneficiosas del organismo. Algunos estudios apuntan que este ingrediente puede contribuir además a la aparición de resistencia en los antibióticos debido a su alto poder antibacteriano.

En el marco legal de Europase ha limitado su uso. Se permite la concentración máxima de 0,3% aunque esta cifra no es segura para el consumidor, ya que a diario utilizamos diferentes productos que pueden contener triclosán, sobrepasando el porcentaje recomendado.

Utiliza a diario un desodorante sin aluminio

Cambia tu desodorante convencional por un desodorante sin aluminio y libre de tóxicos. El desodorante de Árbol del Té proporcionará todo lo que puedes exigirle a un desodorante. Una fórmula 100% vegetal elaborada con extractos de plantas y aceites esenciales. Y es que la cosmética natural ha venido para quedarse y convertirse en nuestra mejor alternativa para el cuidado diario.