Después de unos meses complicados, sin colegio y con los niños en casa, la vuelta al cole ha sido como una ráfaga de aire fresco en las familias. Es cierto que llega cargada de incertidumbres y miedos, pero también de ilusión y vuelta a la rutina.

Madre que quita los pijos a su hija

Con los colegios llenos y los niños en ellos vuelven los juegos, aunque adaptados, de los niños, las extraescolares, las risas y…, los piojos. Porque todos sabemos que una de las cosas más temidas de la vuelta al cole en otros cursos es traer a casa estos diminutos habitantes en las cabezas de nuestros hijos. Porque aunque pudiéramos pensar que el confinamiento los había hecho desaparecer, es mucho mejor estar preparados para luchar contra ellos.

En Mon te recomendamos la utilización del árbol de té, en cualquiera de sus dos variedades: el gel-champú y el aceite esencial

¿Remedio eficaz?

Surgen las dudas cuando se habla de usar un producto natural. Y como todo en esta vida tiene sus detractores y sus defensores. Los que no lo aconsejan argumentan que su eficacia no se ha probado de manera científica. Y lo cierto es que hay niños con tendencia a tenerlos y otros no, y a unos les funcionan unos remedios y a otros no. Y eso es una realidad con la que conviven muchos padres.

Cabeza de una niña con piojos

Pero lo que es cierto es que el árbol de té tiene propiedades antisépticas que actúan contra los hongos, bacterias y virus. Por eso es un gran aliado en la lucha contra los piojos. Además, es un producto libre de químicos; ideal para todos los que quieren luchar contra estos animalillos de una manera natural

Para que sea completamente efectivo tiene que usarse junto con una liendrera metálica, y hay que ser muy constantes. Esta es una de las claves para asegurarse el éxito. 

¿Cómo tratar los piojos con árbol de té?

Si es la primera vez que se utiliza hay que probarlo primero con una pequeña cantidad en una parte de la piel. Es necesario asegurarse de que no va a presentarse una reacción alérgica. Esta parte es muy importante realizarla.

En Mon recomendamos utilizar el aceite esencial de árbol de té en primer lugar. Hay que echar unas gotas en el cabello y repartirlo por el pelo. Luego se pone un gorro de plástico y se le deja actuar 20 minutos. Una vez finalizado el tiempo se lavará bien el cabello con el gel-champú de árbol de té de Mon. Este paso hará que se limpie bien de todos los restos que puedan quedar y se acrecienta el efecto del tratamiento inicial. Cuando el cabello esté desenredado (esto es importante para que no haya tirones) se impregna la liendrera de metal con aceite esencial de árbol de té y se pasa por mechones y sectores del cabello para retirar los piojos y liendres. Este paso hay que hacerlo varias veces a la semana.

Lo recomendable es realizar de nuevo la aplicación del aceite esencial, con sus 20 minutos con el gorro de plástico, dos semanas después de la primera vez. Es para acabar con aquellos que hayan podido eclosionar en esos 15 días y así terminar con la infestación. Una vez hecho esto se vuelven a seguir los pasos anteriores.

Para lograr acabar con los piojos, la constancia es la clave. Hay que revisar mucho el cabello y peinar por mechones y sectores con la liendrera. Es recomendable que sea metálica porque el aceite esencial estropea las que son de plástico.

¿Qué hace el árbol de té?

Se trata de un arbusto australiano que puede alcanzar los 5 metros de altitud. Está formado por una serie de hojas y cortezas que son las que se destilan para sacar el aceite esencial. Descubrieron sus propiedades los aborígenes hace cientos de años y lo usaban para casi todo.

Campo de árboles de té

Como ya hemos comentado al inicio del artículo, este aceite es antibacteriano, fungicida, antiviral, cicatrizante y se usa también como repelente de insectos. Tiene un olor fuerte muy característico, que se hace notar mucho cuando no se mezcla con otros productos. Hay que recordar que se aconseja no usar en niños menores de tres años; y antes de usarlo hay que probar en una pequeña parte de la piel si produce reacción.

¿Cuál es la mejor manera de quitar los piojos?

La mejor manera de no tenerlos es a prevención. Intentar llevar el pelo recogido al colegio, no compartir ni gorras, toallas o cepillos, mantener la distancia (ahora es más sencillo con la pandemia) y vigilar mucho.

Si ya han hecho aparición en el cabello, no toca otra que intentar acabar con ellos. Y la mejor manera de quitarlos es con una liendrera. Sí, has leído bien, así se quitan los piojos muertos (y los vivos), y las liendres. Es la única manera de quitarlos.

Niña muy feliz con su piruleta

Pero si hablamos de acabar con ellos hay diversas opciones en el mercado. Tenemos los antipiojos con productos químicos, que de tanto usarlos comienzan a perder eficacia. Y los naturales. Entre ellos está el aceite de árbol de té. Es la opción más recomendable para todos aquellos que quieren eliminarlos pero con un producto natural respetuoso con nuestro cabello.

Una vez que los hemos erradicado hay que intentar que no vuelvan, tarea titánica para muchos padres. Por ello la prevención es importante. Es muy eficaz añadir 12 gotas de aceite de árbol de té en un cuarto de litro de agua y poner la mezcla en una botella de spray. Por las mañanas, antes de ir al colegio, se pulveriza el cabello de los niños con esta solución y así van más protegidos.