Aceite Esencial de Mandarina

Citrus Reticulata Peel Oil

12 ml

Obtenido por presión de las cáscaras

Principio activo: · limoneno· g-terpineno · a-pineno

De todos los cítricos, el aceite esencial de mandarina es el perfume más delicado. Su nombre proviene de los mandarines de la China. Las mandarinas llegaron a Europa a través de Italia en el siglo XIX y el fruto constituía un regalo tradicional que se ofrecía a los mandarines de China. La gente nerviosa, con problemas para dormir, debería comer mandarinas después de cenar, ya que contienen bromina (una sustancia natural calmante) y además son muy ricas en vit. C. Dada su acción calmante y tan suave a la vez, será vital tenerlo en casa si tenemos niños pequeños. Lo usaremos tanto en baños, por su acción calmante, como para solucionar problemas estomacales, diluido en aceite de almendras, y realizando un masaje sobre el vientre. Siempre haremos este tipo de masaje en dirección a las agujas del reloj, que es la misma dirección que la circulación de los intestinos. Podemos extender esta información para tratar pieles sensibles, personas frágiles o ancianos.

Gota: En muchos casos de depresión, debido a la falta de actividad física, apreciaremos una retención de líquidos. El aceite esencial de mandarina actúa contra esta retención.

Uso facial: Tiene una acción regeneradora sobre la piel. Es un astringente suave para las pieles grasas.

En bañera: Si vertemos unas gotas sobre una cucharada de aceite de almendras en la bañera, crearemos un estado relajante muy útil para niños con problemas de sueño.

Gota: Contra el insomnio, aplicaremos una gota directamente sobre los puntos reflejos correspondientes al plexo solar, columna y cabeza.

Difusor: Si ponemos unas gotas de mandarina y de menta en un difusor, crearemos un excelente ambientador, relajante y veraniego.

Idea aromática: Podemos elaborar una colonia infantil con efecto calmante. Sobre 80 ml. de alcohol, añadiremos los siguientes aceites esenciales: 20 gotas de mandarina, 10 de naranja, 10 de lavanda y 10 de pomelo. Después, añadiremos 10 ml de agua destilada.

Modo de empleo: Uso tópico.

Precauciones: No ingerir. No tiene ninguna contraindicación por vía cutánea. Este aceite esencial es de los pocos que sí pueden emplearse sin riesgos durante el embarazo, pues no dañará al embrión. El problema que podemos encontrar es su falsificación, la cual suele hacerse con una mezcla de limón y naranja, así que debemos tener cuidado, y asegurarnos de utilizar mandarina ”Citrus reticulata”. Todos los aceites esenciales cítricos tienen una vida más corta que el resto de esencias. Por ello, debemos guardarlos en un sitio al amparo de la luz y cerrarlos siempre en cuanto terminemos de usarlos.

Citrus Reticulata Peel Oil