La gran cantidad de trabajo que asumimos puede llevarnos a entrar en crisis nerviosas. Más allá de los fármacos pensados para combatir estas situaciones, existen algunos remedios naturales basados en la Aromaterapia que pueden también servir de gran ayuda.

Hoy vamos a hablar del Aceite Esencial de Naranja. Su aroma es relajante y calmante por lo que es de gran ayuda para la relajación del cuerpo y la mente. Popularmente se utiliza como un tranquilizante suave.

El grupo de aceites cítricos, que se extraen de la peladura del limón, la naranja, la mandarina y el pomelo, destacan por su capacidad para aportar alegría, energía, vitalidad y creatividad.

Si aún no sabes como utilizar nuestro aceite esencial, te mostramos algunos trucos y aplicaciones que te van a encantar:

  • Para los más pequeños de la casa, el aceite esencial de naranja puede servir de gran ayuda en niños nerviosos y con problema de conciliación de sueño. Recomendamos ponerlo en un quemador de esencias un ratito antes de ir a dormir. Además del agradable olor que desprende, ayuda a proporcionar un ambiente de relajación y bienestar.
  • Si sufres de insomnio, aplica una gota directamente sobre los puntos reflejos correspondientes al plexo solar, columna y cabeza.
Además, si eres de los que les gusta ambientar la casa en verano, pon en un difusor unas gotas de mandarina y menta y disfruta de una fragancia muy fresca, que te servirá para combatir los meses más calurosos del año.